Cuidados después de un legrado

En este apartado

La recuperación después de un legrado es bastante sencilla, tanto así que la mujer puede incorporarse al trabajo o a sus actividades cotidianas tan pronto como se sienta bien, que pudiera ser incluso el mismo día del procedimiento.

Es común que la mujer sienta dolores abdominales, o de espalda, que pueden aliviarse con analgésicos. Baños calientes, o el uso de una almohada térmica también puede aliviar las molestias ocasionadas en la zona del vientre.

El ciclo menstrual volverá con normalidad entre las dos y seis semanas posteriores a la aspiración uterina o legrado uterino. Sin embargo, la ovulación puede producirse antes, por lo que el riesgo de embarazo es potencialmente alto.

Después de este tipo de procedimiento la mujer puede quedar embarazada antes de su próxima menstruación. Es por ello que la mujer debe asegurarse de tomar las precauciones necesarias, sobre todo durante el primer mes después del procedimiento.

Entre las recomendaciones médicas posteriores a una interrupción del embarazo, está evitar tener relaciones sexuales durante los siguientes 10 a 14 días posteriores al procedimiento, si no puede evitar tener relaciones sexuales durante este periodo de tiempo es recomendable el uso de preservativos o condones.

Asimismo, es recomendable evitar el uso de tampones, en su lugar usar solo toallas sanitarias, tampoco se pueden realizar duchas vaginales, ni baños en bañera, solo en la ducha, al menos durante este periodo de tiempo.

Después de un legrado la mujer debe estar alerta a alguno de estos síntomas para acudir al médico lo más pronto posible. Los más resaltantes son: fiebre, dolores intensos, calambres, sangrado abundante con coágulos, flujo vaginal con mal olor y mareos.

Una de las preguntas más comunes de las mujeres luego de interrumpir un embarazo, bien sea quirúrgico o con pastillas, es si pueden quedar embarazadas cuando estén preparadas para ello.

Esto porque aún prevalece uno de los mitos sobre el aborto de que la mujer no puede concebir nuevamente tras abortar. La buena noticia es que con planificación familiar y si así la mujer lo desea puede salir embarazada fácilmente luego de un aborto de cualquier tipo, incluso si es espontáneo.

Por el contrario, como lo mencionamos en las recomendaciones posteriores al procedimiento, la mujer puede quedar embarazada después de un procedimiento de este tipo.

Estudios médicos y la experiencia propia de quienes se han practicado algún tipo de aborto aseguran que no existen efectos negativos sobre la fertilidad posterior en la mujer.

Así que si quedaste embarazada, por la razón que sea (no estamos aquí para juzgarte), no debes sentirte avergonzada por querer terminar con dicho embarazo, queremos que conozcas todas las opciones que tienes y teniendo suficiente información sepas que te conviene más.

Si eres joven y tienes dudas ante esta situación inesperada, lo fundamental es estar tranquila y evitar aislarte, piensa en la gente que puede ayudarte, en la más próxima a ti, en la que te quiere, busca ayuda y orientación. [Para saber más: El aborto en la adolescencia]

Recuerda que no estás sola y no debes castigarte a ti misma por no haber tomado precauciones. La decisión de terminar con un embarazo es muy personal y tanto médicos como nosotros recomendamos asesoría antes de tomar esta decisión, que vale destacar es irreversible.

Como señalamos en un artículo anterior, una decisión como esta debe ser conversada con la pareja, con familiares, amigos, consejeros, o con quien esté dispuesto a escuchar, pero no tomarla del todo sola.

Mujeres que han pasado por la experiencia, aseguran que contar con el apoyo de una persona de confianza, a quien acudieron para contarle por lo que estaban pasando, es vital y realmente importante a nivel psicológico, alivia tener el apoyo de esa o esas personas.

Sea cual sea la situación, no olvides que a pesar de las opiniones y los consejos que puedan darte ¡solo tú decides sobre tu cuerpo!

abortar es legal

Una vez que hayas analizado todas tus opciones y consideres que interrupir el embarazo es tu mejor opción debes encontrar un lugar seguro donde te harán el procedimiento, con personal capacitado, conseguir el apoyo apropiado que te acompañe durante el proceso y un posterior seguimiento médico adecuado.

De esta manera tendrás garantía de que el procedimiento será exitoso, no solo a nivel médico, sino también a nivel emocional y psicológico.

Decir que sentirás alivio o culpa es atrevido, porque en cada mujer el proceso se vive de manera diferente, pero la mayoría de las mujeres que deciden abortar porque conscientemente creen que es lo más conveniente para ellas, sienten alivio por la decisión que tomaron.

Sin embargo, problemas emocionales serios pueden sentirse después del proceso, aunque son poco frecuentes, sobre todo si el embarazo es deseado pero tiene que ser terminado porque la salud de la madre o del feto se ven en peligro. [Para saber más: Aborto Terapéutico]

Opositores u organizaciones llamadas próvida aseguran puede causar en las mujeres efectos emocionales llamados síndrome post-aborto, pero esta manifestación emocional no está comprobada, es más no está reconocida por la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales, ni por la Asociación Americana de Psicología.

Si una mujer siente periodos largos de tristeza, depresión o culpa, es importante que busque ayuda psicológica y que consulte a un profesional de la salud. No existe una manera correcta o incorrecta de sentirse al respecto.

Muchas veces la mujer puede sentir desilusión o miedo por las consecuencias familiares, religiosas o temor a ser juzgada por la decisión tomada. Todas estas emociones son normales, y lo mejor es hablar naturalmente de ello.

Aceptar la decisión tomada es lo mejor para la mujer que haya resuelto terminar con un embarazo no deseado. En los países donde es legal, muchas clínicas y centros de salud cuentan con consejerías para hablar sobre este tema.